- Nuevo Ep.2: Teclados eléctricos y electrónicos pre-sintetizadores

Nuevo Ep.2.2: “Órgano Hammond”:

Txomin

septiembre 27th, 2019

No hay comentarios

        Hablamos hoy sobre un teclado electrónico creado en 1934 por LAURENCE HAMMOND (ingeniero mecánico y polifacético inventor que ya había destacado antes con invenciones como las gafas en 3D), con el que abrió un nuevo sector para la Industria. Basado en los principios del ELECTROMAGNETISMO y la AMPLIFICACIÓN a través de ALTAVOCES INDIVIDUALES, constituyó el PRIMER INSTRUMENTO MUSICAL ELECTRÓNICO CON TECLADO COMERCIALMENTE EXITOSO, en gran parte debido a su carácter POLIFÓNICO (permitía tocar acordes en lugar de notas simples), con un SONIDO ÚNICO a la par que VERSÁTIL. Técnicamente es un SINTETIZADOR ANALÓGICO ADITIVO (emplea la SÍNTESIS ADITIVA SUMANDO ONDAS SINUSOIDALES múltiplos de la frecuencia base). Incorpora un ingenioso dispositivo, el ALTAVOZ “LESLIE” (del que hablaremos más adelante), que funciona con un motor, y que en principio fue pensado para simular la acústica en un espacio abierto. Suele contar también con algún tipo de unidad de “Ataque de Percusión”, además de otros parámetros de envolvente. Las notas y acordes que produce son los mismos que los de cualquier piano o teclado convencional, pero gracias a su particularísima sonoridad y a su particular teclado, se desarrollaron algunas técnicas únicas con él imposibles con otros instrumentos de teclado. Los SOLOS y los momentos de mayor presencia suelen hacerse con la MANO DERECHA (normalmente más ágil), mientras que LA IZQUIERDA hace ACOMPAÑAMIENTOS con acordes o líneas de bajos. El PIE IZQUIERDO se apoya en la PEDALERA DE BAJOS, que funciona como un teclado más, y el EL DERECHO controla el PEDAL DE EXPRESIÓN. Es importante señalar que estos órganos NO SON SENSIBLES A LA FUERZA CON LA QUE SE PRESIONAN LAS TECLAS.

síntesis aditiva

        Su historia comenzó oficialmente el 2 de mayo de 1934, cuando Laurens consiguió la patente con su primer “Packing Box Prototype”. Un tiempo antes de que esto sucediese, Laurence maduró su idea con un claro objetivo económico: sustituir los enormes órganos de iglesia por otros de teclado mucho más pequeños, baratos y fáciles de transportar. Así, y sin tener especial interés por la música, DISEÑÓ entre 1933 y 1934 un ÓRGANO ELECTRÓNICO basado en la TÉCNICA DE RUEDAS FÓNICAS utilizada ya en el “Telharmonium”, con la clarísima intención de vendérselo a iglesias, emisoras de radio, restaurantes y salones de baile. Fue presentado al público en 1935, año en que comenzó a comercializarlo con gran éxito bajo la marca “Hammond”. Pero más adelante, e inesperadamente para él, su “MODELO B-3” se hizo muy popular entre los músicos de Jazz, Blues y Rock, suponiendo una gran REVOLUCIÓN MUSICAL durante los sesenta y los setenta. Sin duda, apareció en el mercado en el momento adecuado, y por ello fue un estándar entre los instrumentos de moda de los músicos hasta la década de los cincuenta (empleado incluso en las nuevas formas musicales emergentes: muy lejos de su idea clásica). Su SONIDO SOSTENIDO agregó una NUEVA DIMENSIÓN en el JAZZ y en el BLUES, porque antes de su llegada las bandas estaban “vetadas” para el uso de órganos acústicos de cuerdas, y para prácticamente todos los órganos de tubos, al estar instalados en las iglesias y lugares donde estas bandas no podían ni ensayar ni tocar. También fue muy importante el que con ellos SE PODÍAN TOCAR LÍNEAS DE BAJO CON LOS PIES EN LOS PEDALES, al igual que con los órganos clásicos de iglesia, pero SIN LA NECESIDAD DE COLOCAR A OTRO MÚSICO para tocar dichas líneas de bajo, lo que rebajó mucho los costes para las bandas de Jazz.

telharmonium

LURENT HAMMOND & J M HANERT, 1935_solovox

        El “HAMMOND ORGAN MODEL A” fue, en 1934, su PRIMERA PATENTE MUSICAL, que derivaba de otra patente anterior también suya, con el motor sincrónico de 60 ciclos que ya le diera un gran éxito de ventas en la fabricación de relojes eléctricos de remonte silencioso, y que fue clave, porque ese fue el momento en el que se le ocurrió la GENERACIÓN del TONO POR MEDIO de un CAMPO MAGNÉTICO. Después, algunos INGENIEROS como DONALD LESLIE y JOHN M. HANERT, contribuyeron a perfeccionarlo con sus innovaciones, y a hacer que su sonido fuese inconfundible. Y en 1955 surgieron los hoy denominados MODELOS CLÁSICOS, como los “B-3”, “C-3” y “RT-3”, adoptados por músicos (normalmente pianistas) de enorme talla, como Jimmy Smith y Wild Bill Davis en el Jazz; y John Evan (“Jethro Tull”), Jon Lord (“Deep Purple”), Richard Wright (“Pink Floyd”), Tony Banks (”Genesis”), Rick Wakeman (“Yes”) y Joe Cocker, dentro del Rock. El mayor apogeo de estos últimos, sin duda tuvo lugar entre los años sesenta y setenta.

HAMMOND MODEL ORGAN A

HAMMOND A3 HERITAGE

        Pero no todo fue de color de rosa, ya que al principio tuvo que superar problemas, como el que le plantearon para patentarlo como órgano por la ausencia de tubos al estilo de los modelos reales, y que consistió en la organización de una prueba en una iglesia en la que el prototipo de Hammond compitió con un órgano de tubos frente a un jurado de músicos y organistas, ambos ocultos con cortinones, prueba en la que varios organistas clásicos profesionales interpretaron una serie de piezas, debiendo el jurado determinar cuáles se habían interpretado con cada uno. El resultado fue tal que el jurado determinó que el instrumento realmente sí era un órgano, aunque le obligaron a modificar una característica en el documento original presentado en la oficina de patentes, haciéndole indicar que su instrumento no era capaz, tal como él describía, de conseguir un número infinito de timbres, sino que “únicamente” podía obtener 253 millones de sonidos teóricamente diferentes entre sí. Poco después, Laurens recibió un nuevo pleito por parte de los fabricantes de órganos de tubos, que se negaban a aceptar aquel nombre para comercializar un instrumento eléctrico, proponiendo nombres alternativos, en general muy ridículos. Laurens ganó nuevamente, ya que una vez más el jurado, en unas escuchas a ciegas, tampoco pudo determinar con seguridad cuál era uno y cuál el otro (aunque su sonido era aún plano, puro y duro). Así fue como, por fin, Hammond ganó el derecho a venderlos como órganos con el nombre escogido desde el principio.

        Aún así, lo que realmente LO TORTURÓ durante toda su vida no fueron estos pleitos, sino la APARICIÓN DE UN AMPLIFICADOR ajeno a la compañía que modificaba el sonido de este órgano que él había pensado para sustituir a los viejos órganos de las parroquias. Uno de sus empleados, DON LESLIE, inventó a finales de los años treinta este amplificador, diseñado específicamente para los órganos “Hammond”. Con él, el sonido lineal e insulso que ofrecía al principio este instrumento cambió radicalmente. Se trataba de un altavoz giratorio acabado en dos trompetas (una de ellas muda), y con un tambor, instalado sobre un MOTOR que GIRA a 2 VELOCIDADES DIFERENTES: “Slow-Fast” (Lento-Rápido), y “Tremolo-Chorale”, produciendo así el sonido ondulante que hoy en día lo hace tan reconocible. SU CARACTERÍSTICA CLAVE es el DEFLECTOR GIRATORIO en el WOOFER PRINCIPAL, y su BOCINA GIRATORIA, situada en la parte superior del gabinete, porque gracias a estos elementos giratorios se puede detener o cambiar entre lento (“coral”) y rápido (“trémolo”), o hacer una transición entre estos dos ajustes, cuyo resultado final es un “Efecto Doppler” realmente bueno. “Don Leslie” creó su empresa independiente, y comercializó con gran éxito su amplificador, pero Laurens fue siempre reacio a utilizarlo, llegando a verse ambos las caras varias veces en los tribunales. Al final, fueron los propios músicos los que, a lo largo de los años, se encargaron de hacer de la combinación de este órgano con aquel altavoz un instrumento único casi indivisible. Y pese a que Laurens luchó con todas sus fuerzas para evitar el empleo de este en sus órganos (creando modelos con altavoz incorporado, diseñando y añadiéndoles el “Vibrato” primero, y el “Chorus” después, y hasta con tres tipos de cada uno de los efectos), sus modificaciones nunca pudieron suplir al “Leslie” que tanto le obsesionó.

DON LESLIE

Hammond_organ Y Leslie Speaker

        A MEDIADOS DE LOS SETENTA, cuando el Rock sufrió un estancamiento en la originalidad, y se perdió el espíritu de finales de los sesenta y principios de los setenta, también SE PERDIÓ AL HAMMOND (salvo algunas excepciones). Aunque mucho después, en el año 2002, SUZUKI adquirió su nombre, pasando a llamarlo HAMMOND-SUZUKI, marca japonesa que sigue fabricando modelos que emplean muestras de sonidos del “Hammond” como recreaciones del instrumento original. Sin embargo, generalmente se prefiere el “B-3” original antes que los modelos de la competencia, o incluso que la versión de estado sólido del propio “Hammond”, porque con ellos se producen tonos más agradables. Y aún hoy, los “Órganos Hammond” (o más a menudo las emulaciones de sus sonidos con tecnología más reciente) siguen siendo el instrumento más distintivo para ciertos estilos de música (a pesar de que en 1974 se dejaron de fabricar por completo los modelos electromecánicos originales). Sus OBRAS PARADIGMÁTICAS fueron los MODELOS “B-3” y “RT-3”.

HAMMOND MODEL ORGAN 3

Hammond RT·

        Las PRINCIPALES RAZONES TÉCNICAS que trajo consigo PARA HACERLOS TAN ESPECIALES fueron varias:

– El ATAQUE INICIAL de cada NOTA que se toca con ellos es MUCHO MÁS RÁPIDO que el que se hace con los órganos de tubo (los organistas clásicos ajustan su técnica para tener en cuenta la diferencia en el tiempo), permitiendo que pasase algo que no le entraba en la cabeza a artistas muy influyentes en aquella época: que un organista pudiese ajustar el órgano para adaptarlo a sus sentimientos.

– EL MECANISMO DE CONTROL que utilizaron (tiradores individuales para controlar nueve rangos diferentes de “Tubos de Flauta”), les permitieron anular, en sus primeros tiempos, las clásicas intenciones originales de los órganos eléctricos y electrónicos con los que convivieron.

– Con un peso de hasta 200 kilos, se presentaba como un MUEBLE DE MADERA DE ASPECTO SOBRIO, normalmente cerrado o con cuatro patas (“Modelo B-3”), con un sistema de 25 pedales para los sonidos del bajo (“Modelo B-3”), o de 32 (“Modelo RT-3”), con dos teclados de cinco octavas cada uno en la consola, sobre los que además había cuatro juegos de DRAWBARS o tiradores, que permitían modificar su sonido principal añadiendo armónicos por medio de unas “Ruedas Fónicas” llamadas TONE WHEELS, que son las que generan sus sonidos fundamentales.

HAMMOND DRAWBARS

        En cuanto a los TECLADOS y ÓRGANOS PORTÁTILES, algunos de sus MODELOS históricamente MÁS SIGNIFICATIVOS fueron:

        “SERIE XK-5”: con esta serie Hammond anunció que “cerraba los últimos milímetros de la brecha con el realismo, tanto en términos de sonido como de sentimiento”, y de forma mucho más portátil y asequible que la de un “Órgano Hammond Clásico”. Esta fue la última Serie, y posiblemente la mejor emulación del clásico “B-3” vintage fabricada por “Hammond-Suzuki”.

Hammond Serie SK

HAMMOND SUZUKI

Hammond XK-5 Heritage

        “SERIE SK”: los “TECLADOS SK SERIES STAGE” son ultraligeros instrumentos que pueden producir los sonidos esenciales del teclado (incluido el de un “Órgano Hammond” genuino y perfecto), con todas las características que se esperan en un “B-3” clásico, y en un LESLIE digital avanzado. Además de las auténticas voces del “Hammond Tonewheel”, la “División de Extravoice” de los “SK’S” ofrece voces como las del “Grand-Acoustic”, el “Rhodes”, los “Wurlitzer”, y muchas otras. Al igual que los “Hammond” modernos, los “SK” tienen PROFUNDAS CAPACIDADES DE EDICIÓN, manteniendo fielmente (gracias a su capacidad de guardar los perfiles para una recuperación instantánea) la personalidad individual de cualquier “Órgano Hammond”. Tiene una “Biblioteca de Voz” ampliable, disponible gratuitamente en su sitio web, y cualquiera de sus modelos puede usarse como controlador MIDI. Llevan integrado un reproductor de música MP3 / WAV para reproducir pistas de acompañamiento, ayudas educativas, etc.; y se pueden conectar directamente a un “Leslie Speaker” físico a través del “Leslie Jack” de ocho pines.

        Y en cuanto a los ÓRGANOS DE CONSOLA, sus modelos más significativos son:

        “HAMMOND B-3”: junto a sus hermanos “C-3” y “A-100” han sido, con permiso del piano acústico, los instrumentos de teclado más influyentes en la historia de la música. Cuando se combinó con el altavoz giratorio “Leslie”, su versatilidad sonora definió el sonido del teclado electrificado en géneros como el Rock, el Soul, el Gospel, y hasta en el Jazz. Al combinar un “B-3” con un “Leslie” se crea un tono increíble. Es, con mucho, el INSTRUMENTO PREFERIDO de los ORGANISTAS de BLUES, porque fue el primer órgano electrónico en emplear RUEDAS de TONO MECÁNICO, que giraban frente a las “Pastillas Electromagnéticas”. Todo lo relacionado con la Síntesis Aditiva es importante aquí, pero lo más resaltable es cómo SE IMPLEMENTA POR MEDIOS MECÁNICOS, utilizando TIRADORES PARA MEZCLAR y COMBINAR los ARMÓNICOS, características que lo hacen único. Además de poder hacer con él efectos como el “vibrato”, fue el PRIMER MODELO en traer consigo UNIDADES para la PERCUSIÓN. Desde el punto de vista del análisis tímbrico puro, el “B3” tiene un AJUSTE DE PERCUSIÓN DISTINTIVO, que agrega al inicio de la nota una breve ráfaga del segundo o tercer armónico. Es polifónico, la percusión es conmutable, y la rápida respuesta del teclado, junto con el “Efecto Leslie”, permiten al músico obtener efectos muy difíciles de obtener con cualquier otro instrumento que no sea una guitarra eléctrica.

        “HAMMOND RT-3”: es básicamente el MISMO órgano que el “B-3”, pero con DOS notables EXCEPCIONES: su PEDALERA CÓNCAVA de 32 NOTAS, y la UNIDAD de PEDAL, que solo produce tonos entre el 32 y el 2. El lado derecho de la consola muestra, desde la parte superior, los interruptores de inicio y de ejecución, las pestañas blancas de percusión, y los controles de la “Unidad Pedal”. Y sólo a la derecha del manual inferior y en el teclado se puede acceder al interruptor “Leslie Ensemble”, y a los dos “Controles-Interruptores de Reverberación Leslie”.

hAMMOND sOLOVOX

        Os mostramos aquí dos enlaces en los que se puede ver una recopilación de varios de los mejores “solos” hechos con el “Órgano Hammond”:

The Greatest Hammond Organ Solos – Part 1

The Greatest Hammond Organ Solos – Part 2

        Y aquí dos webs en las que se recopilan todos los modelos, y donde, además de tener mucha más información, se pueden ver imágenes de casi todos ellos:

http://www.jackhollow.co.uk/ham…/modellist/all_hammonds.html

http://www.theatreorgans.com/…/modelos_anteriores_a_hammond…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú